reconoce sus orígenes

La onpe declaró al 100 % al nuevo ganador

Cusco ha marcado diferencia con Lima

Ellos tienen electo a un Castañeda, nosotros no.

Por estos cuatro años, piensen primero en Cusco luego en ustedes.

Publicado: 2014-12-09

Corríamos el riesgo de repetir el gravísimo error de Lima: elegir a alguien moralmente inaceptable como autoridad; pues a muchos de ellos no les importó los graves casos de corrupción de Castañeda, tendrán la autoridad que —para infortunio del resto— merecen. En Cusco, a su vez, un candidato con más de 70 procesos judiciales intentó llegar a la Presidencia Regional, hablo del Ing. Benicio Ríos, quien, felizmente, no ganó.

El Ing. Edwin Licona, ha ganado. La población, con su voto, se ha pronunciado y ha decidido que él debe ser quien dirija el destino de la Región del Cusco. Algunos convencidos por su Plan de Trabajo, otros impulsador por el antivoto por el partido contrario, entre otros motivos. Pudo más el convencer a la gente de la mejor opción que la campaña millonaria, pudo más la defensa de las propuestas que los bajos insultos, pudo más la moral (que intentaron mancillar) que los procesos judiciales que enfrenta el líder del partido contrario. Es momento de que el partido ganador, Kausachun Cusco, convenza no solo a quienes votaron por él, sino también a los que votaron en contra de él, y a los que anularon su voto (solo en mi mesa, por ejemplo, el voto nulo le ganó al APU, el mismo patrón se repitió en el colegio donde fui miembro de mesa, algo muy entretenido, por cierto).

No debemos olvidar la vergüenza que tiñó de un tono grisáceo inmundo a esta Segunda Vuelta Electoral: calumnias, insultos, denuncias de último minuto —tal vez para equilibrar el asunto—; periódicos que vendieron información falsa y ni les importó rectificarse; "periodistas" mañaneros claramente sesgados (a quienes se prometió denunciar y espero que así sea); el voto nulo impulsado inicialmente por los apristas, quienes participaron como nunca —camuflados en otro partido— pero perdieron como siempre... todo esto fue vergonzoso, de seguir así cada vez menos personas querrán hacer política.

El equipo de Kausachun y, en general, las nuevas autoridades electas deben entender que: el Gobierno Regional no es una fiesta donde cada oportunidad laboral es un bocadito pues debe primar la meritocracia; no es una mina de oro donde cada pepita es un contrato con el estado, no... la plata no llega sola. Por estos cuatro años, piensen más en Cusco que en ustedes y estaré muy agradecido.


Escrito por

Ivan Larico

Asesor empresarial. Librepensador.


Publicado en

Política

Lo último en actualidad política, desde un punto de vista distinto.